PRENSA MASL FIGHT

EL RETO DE SHEILA

"Después de este tiempo parada lo he cogido con ganas, salga bien o mal voy a estar satisfecha."

Esteban Alarcón 02/11/2020

Si hay algo que no amedrenta a Sheila García (Puertollano, Ciudad Real) es la presión. La motivación por competir y seguir creciendo es la mejor aliada de esta joven boxeadora de 24 años, capaz de seguir derribando muros a pasos agigantados. Campeona nacional y regional en varias categorías, se prepara ahora para uno de los grandes retos de su corta, pero prolífica carrera profesional: seis combates en los próximos seis meses organizados por MASL Fight ante una selección de las mejores luchadoras del país.

Hemos hablado con la luchadora profesional, apodada ‘La Mejicana’ por su estilo de lucha, que lleva casi un año preparándose para estas citas que darán comienzo el próximo día 14 de noviembre, en un duelo que la enfrentará a Anta Sánchez.

¿Cómo afrontas el reto y qué supone para ti el hecho de enfrentar un desafío como este?

Es una manera de motivación absoluta. Voy con todo desde el segundo uno hasta ahora, siempre que el virus lo permita y las seis peleas se realicen. Después de este tiempo parada lo he cogido con ganas, salga bien o mal voy a estar satisfecha. Los entrenamientos están siendo duros y por ganas no va a ser.

¿De qué forma estás preparando la primera pelea? ¿Hay algún tipo de metodología a llevar a cabo según la contrincante?

Los profesionales, antes de una pelea de estas características, sabemos con tiempo el contrincante y trabajamos según sus condiciones y cómo se mueve en el ring. Aún así, este deporte no sólo se basa en eso, también hay que hacer muchas cosas como entrenar la pegada, la resistencia o el trabajo técnico durante toda la semana. Personalmente, considero que estoy haciendo una preparación súper completa y creo que va a salir un buen trabajo.

¿Cómo dirías que te está ayudando MASL en tu carrera profesional con Mario Padilla al frente? ¿Crees que puede resultar decisivo de cara a tu futuro el estar con ellos?

Para mí, la llegada de Mario ha supuesto subir tres escalones en mi carrera y con la ayuda de esta marca, que me ofrece la posibilidad de encontrarme con seis peleas, significa mucha motivación. Se crea un nuevo camino, he empezado de cero y tengo mucha suerte de trabajar con él para poder llegar juntos a lo máximo posible.

Sobre tu rival, Anta Sánchez ¿Tienes referencias? ¿Cuáles dirías que son sus puntos fuertes y qué crees que te vas a encontrar el día 14?

Sinceramente, se llame como se llame, cualquier chica que me toque enfrentar siempre la preparo como si fuera la más fuerte. Anta viene de una escuela muy respetada, ella es muy técnica, pelea de una forma ordenada, tiene extremidades muy largas…

En definitiva, tenemos los cinco sentidos puestos en ella y estamos trabajando duro para hacer la mejor pelea posible.

Hablamos con tu padre, Pedro García; tu entrenador, tu mentor… ¿Qué significa para ti tenerlo a tu lado en este camino? Nos comentaba que fuiste tú personalmente quien diste el paso de meterse en este mundo y le pediste entrenar.

Lo es todo, como padre y como entrenador. Lo necesito a mi lado y sin él, Sheila no existiría ya que me ha hecho mujer y competidora. Fui yo quien dio el paso, siempre me ha gustado el deporte. Llegaba cuando era una niña al gimnasio, veía los guantes y me encantaban, quería ponérmelos y empezar a pegar golpes… Desde ese día, con 8 años hasta el día de hoy.

Respecto al tema del coronavirus, ¿Ha afectado de alguna forma tu preparación? ¿Tu manera de entrenar? No sé si habéis adquirido algún tipo de protocolo de cara a las peleas.

Personalmente, creo que cada persona es un mundo. Lo dije cuando comenzó la pandemia, tenemos esto y lo afrontamos como ha venido. El virus no me ha hecho bajar el ritmo, no es algo que haya que tener siempre en la cabeza y lo que hay que seguir es mejorando dentro de las condiciones que se permiten.

Es verdad que nuestro entrenamiento disminuyó en un 80 por ciento, pero el secreto es seguir constante y al final hemos podido seguir adelante una vez que nos permitieron seguir entrenando. Si eres constante, el trabajo al final sale.

¿Cuál es tu techo? Eres campeona de España en varias categorías, títulos regionales, veladas internacionales… ¿Se vislumbra la UFC en el horizonte?
Todos hablan de tu meteórica carrera y de la ilusión que proyectas en el mundo de las artes marciales, ¿crees que puede ser contraproducente o al contrario, te sirve de motivación?

Claro que me sirve de motivación porque me puedo imaginar galas como la UFC, eventos a nivel mundial bastante grandes… He podido pelear siendo muy joven en países como China, en eventos enormes, he viajado mucho y pienso que por qué no voy a poder hacerlo con más experiencia. Si lo he conseguido con 20 años, puedo hacerlo con más edad y siendo más grande. La base es trabajar y tener claro el objetivo.

Por último, Sheila, me gustaría que hicieras una valoración personal de este deporte.
No sé si piensas como otros, que está infravalorado en nuestro país y si por ello, esto supone un hándicap más para que tu valía llegue a ser reconocida como se merece.

Pienso que en nuestro país no se valora el nivel de luchadores ni de luchadoras. Se trata de un deporte en el que necesitas estar muy completo, tanto física como psicológicamente. No es un deporte colectivo donde tienes personas al lado en quien apoyarte. Aquí estás tú sola contra otra persona.

Es verdad que está un poco desprestigiado. Además, el hecho de que haya un evento y que de diez peleas solo haya una de chicas, demuestra que no nos dejan llevar nuestro ámbito al nivel que se merece. No digo que haya mayor nivel en chicos, porque el trabajo es prácticamente el mismo, pero a las chicas no nos ruedan tanto y los promotores los prefieren a ellos.

es_ES